Experimentando con el enfieltrado

IMPORTANTE: Este blog se ha trasladado a http://loshilosdedavne.es. Visita la nueva dirección para no perderte las últimas actualizaciones.

Como ya comenté hace unos días, este fin de semana estuve en la II Feria DIY mania, en Sabadell, y además de material para las cosillas que ya voy haciendo, me traje lo básico para iniciarme en el mundillo del needle felting o enfieltrado (si no sabéis lo que es, echad un ojo en Pinterest y alucinad con lo que se puede hacer).

Fue un día comprando ojos para mis amigurumis en Etsy que topé con este término, “Needle Felting” y no pude vencer la curiosidad de investigar que era eso… pero lo dejé en un “no voy a meterme en más historias”.

Que poco me duró…2014-10-04 21.08.30

Total, que hace un par de días, y después de dar algunos tumbos por internet buscando inspiración y consejos para novatos, empecé por hacer, a petición de Anna, como no, un corazón, usando un molde para galletas:1
2

Cosa que pronto se convirtió en un collar para la princesa de la casa:
3

Y animada por un resultado mejor del que esperaba, me animé a probar a hacer una figura libre, sin moldes y en varios colores. Pensé que una setita sería algo relativamente sencillo, y así fue (sencillo aunque laborioso! me costó lo menos una hora y unos 5 pinchazos):4 5 6

Y aunque sé que quizá es demasiado poca cosa, y me da un poco de vergüenza, al final he decidido presentarlo en RUMS. Porqué? Porque hacerlo me hizo pasar un buen rato después de un estresante día de trabajo y porque a partir de ahora, forma parte de mi rinconcito optimista de la oficina:

8

Y así esta pequeña seta, junto con un dibujo pintado por mi hija y una frase motivacional, me recuerdan que aunque el trabajo pueda llegar a ser un asco, de puertas para fuera hay un mundo totalmente diferente, en el que los que me rodean me aprecian y me valoran, y dónde puedo hacer cosas que me resulten gratificantes.

Anuncios

Bolsa para la comida

IMPORTANTE: Este blog se ha trasladado a http://loshilosdedavne.es. Visita la nueva dirección para no perderte las últimas actualizaciones.

Del mismo blog de dónde saqué el patrón de la tortuga alfiletero llegó a mis manos hace un par de días un tutorial estupendo para hacer una bolsa para llevar la comida. Y aunque esta semana el tiempo no me sobra precisamente, hoy he conseguido sacar un par de horitas después de acostar a las peques para meterle mano al proyecto.

Y este es el resultado:

2014-10-02 00.35.312014-10-02 00.27.51

La bolsa cierra con una cuerda, para evitar que se salga nada:

2014-10-02 00.28.49

Y se puede plegar completamente plana, para que no ocupe nada de espacio cuando no la estamos usando:  2014-10-02 00.26.40

Un poco pequeña quizá para llevar la comida (mis tapers ahí, no caben) pero me vendrá de perlas para llevar el desayuno, proyectos a medias o cualquier otra cosa que sea demasiado pequeña para una bolsa normal.

Estoy bastante contenta con el resultado, pero aún así, me he encontrado dos problemillas que me han fastidiado bastante (y ambos de super novata, por supuesto!):

1 – Aunque leí el tutorial entero antes de empezar, no me di cuenta de que la tela se doblaba a la mitad por el lado largo para hacer la bolsa, quedando la doblez en la base. Resultado? El que veis, una tela muy bonita, con letras… en vertical ¬¬

2 – O la entretela me tiene manía, o algo he hecho mal, porque aunque la he planchado y replanchado mucho rato, al manipular luego la tela, se han empezado a hacer burbujas (si, como cuando forraba los libros del cole aaaarrrggggg!!!!). Algún truco para que esto no pase?

Por lo demás, ha ido mejor de lo que esperaba. Las telas que he usado han sido un retal de patchwork y una otra tela muy ligera que compré en ikea y que pese a haberme leído y medio estudiado de pé a pá todos los posts de la semana de la tela plana de Cal Joan, no he conseguido identificar (ojalá se pudieran tocar texturas por internet!!). Las asas, de la correa de un bolso reciclado. Coserlo no me ha dado mucho problema, la tela de patchwork aún con la entretela, una maravilla para coserla y la máquina ni se ha inmutado, pese a lo grueso de alguna costura. La tela interior (es de ikea, así que quien la reconozca, que me diga como se llama!) ha sido un poco más puñetera, porque es tan fina que se me descuadraba con sólo mirarla.

Aprovecho que es jueves para participar en RUMS (así a salto de mata, porque no iba a hacer nada esta semana) y para repetir en la semana de la tela plana de Cal Joan. Tengo unas cuantas telas planas más de las que he ido haciendo acopio, pero primero tengo que conseguir averiguar qué son (sólo he conseguido identificar dos de ellas) y, lo más difícil, ver que hago con ellas!

Feliz jueves 😉